“Yo…Quiero sentirme bien acerca de mí mismo.”

Por: Kate D´ascanio 

Para inaugurar esta sección elegí una serie animada original de Netflix, emitida por primera vez en 2014 y que lleva el nombre de su protagonista: BoJack Horseman.

BoJack Horseman me llevó a abrir una cuenta en Netflix y así mirar todos los capítulos de la primera y segunda temporada al hilo. Después esperé un año para la tercera temporada, otro para la cuarta y un último año para la quinta temporada, que acaba de estrenarse el viernes 14 de septiembre.

“Eso no es verdad. Puedo expresar sentimientos.”

BoJack Horseman es una serie animada que transcurre en Hollywood (Los Ángeles, California) Su atractivo, además de estar repleta de personajes antropomórficos que conviven con seres humanos y hacen referencias al mundillo de las celebridades, radica en el humor negro, las críticas a las miserias humanas y las preguntas existenciales que plantea y que, de alguna manera, nos interpelan ya que en algún momento de nuestras vidas también nos las hicimos.

https://pinguinos-con-capucha.tumblr.com/post/168798090077/here-is-the-food-bojack-horseman

El protagonista es un caballo llamado BoJack Horseman que vive atormentado por la fama que consiguió hace años atrás en una Sitcom llamada Horsin’ Around. Su representante es una gata rosada llamada Princess Carolyn adicta al trabajo que siempre cae bien parada. Sus amigos son Mr. Peanutbutter, un labrador estúpido (como todos los labradores); Todd Chavez, un muchacho asexual que se instala en la casa de Bojack luego de una fiesta y Diane Nguyen, una joven periodista de origen vietnamita.

El caballo es un bajón, es egoísta, soberbio y, aunque se siente solo, únicamente piensa en sí mismo. Se la pasa deprimido y dedica la mayor parte de su tiempo a tomar alcohol, consumir drogas y evadir sus problemas para no hacerse cargo de las cagadas que se manda.

Si por algún motivo de la vida estás atravesando una crisis existencial, es probable que te sientas identificada con él o con cualquiera de los personajes ya que todos ellos de alguna manera presentan sus propias crisis, ya sean referidas a lo laboral, la maternidad o la sexualidad.

BoJack está en la constante búsqueda de un ideal de felicidad que no puede y no sabe cómo alcanzar y, a pesar de que a veces sus intenciones son buenas, siempre termina en el fondo de un pozo depresivo defraudando y alejando a todxs de su alrededor.

Si bien los conflictos de BoJack están plasmados a lo largo de toda la serie, hay dos capítulos que, a mi parecer, lo retratan muy bien. Uno de ellos es el cuarto capítulo de la tercera temporada “Como pez fuera del agua”, en el que BoJack viaja a una ciudad submarina a presentar su nueva película. Son veinte minutos de música que plasman esos momentos en los que tenemos algo para decir y no podemos hacerlo, por el miedo, la inseguridad o la ansiedad que no los impide. El otro capítulo es “Estúpido desgraciado”, el sexto de la cuarta temporada, que nos deja ver un poco cómo funciona la cabeza de BoJack y cómo se autocastiga constantemente con sus pensamientos, a la vez que tiene que hacerse cargo de su anciana madre a la que odia.

Pero no todo es BoJack Horseman en esta serie, ya que mis personajes favoritos son dos chicas: Princess Carolyn y Dyane Nguyen. Por un lado, tenemos a Princess Carolyn, una manager de celebridades y productora de cine de más de 40 años, adicta al trabajo que no encuentra el equilibrio entre su vida profesional y su vida personal. Porque aunque Princess Carolyn sabe cómo hacer su trabajo y logra tener una carrera exitosa, aún mantiene un deseo/mandato que no puede concretar: ser madre.

Por otro lado, Dyane Nguyen te recuerda a Daria pero millenial. Es una muchacha feminista que trabaja como periodista y se encuentra perdida y sin saber qué hacer con su vida. Conoce a BoJack cuando es contratada para escribir su biografía como escritora fantasma y termina convirtiéndose en su amiga. Dyane se siente atascada en su matrimonio con el tonto Peanutbutter y en su vida laboral, ya que ella quiere hacer algo que marque una diferencia en la sociedad; sin embargo, sólo consigue trabajos como redactora en blogs de moda o manejando las redes sociales de celebridades.

Más allá del humor ácido y el existencialismo, la serie tiene una constante crítica a la cultura comercial y particularmente a los medios de comunicación, la forma en que manipulan la información, sacan de contexto frases, manejan la opinión pública y la manera en que tratan los temas relacionados al feminismo, y el lugar de la mujer en la sociedad.

Por mencionar algunos ejemplos, en el capítulo “Brrap brrap pew pew” (el sexto de la temporada tres), surge el tema del aborto y se muestra cómo lo tratan en la televisión. En una escena se ve una ballena conduciendo un noticiero, acompañado por un panel conformado por especialistas hombres que dan sus “argumentos” (como es de esperar), en contra del aborto.

Hay mucho para comentar sobre BoJack Horseman, como por ejemplo que Will Arnett es el actor que le pone voz al caballo y también encarna a un personaje similar a BoJack en la serie Flaked. También podemos decir que el soundtrack acompaña muy bien la trama de la serie, pero hasta acá llegamos. Así que si querés saber más prepárate unos mates, prendete uno, mira la serie completa y después me contás.

“Cada día se vuelve más fácil. Pero tienes que hacerlo todos los días. Esa es la parte difícil. Pero sí, se vuelve más fácil”.

This is kt by the way, dascanio obviously

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *