Las Pioneras del Fútbol Femenino argentino

Por: Sofía Sánchez

Las pioneras del fútbol femenino en Argentina, son más de cuarenta, viven en diferentes lugares y pertenecen a distintas clases sociales, pero hay algo que las une fuertemente: todas jugaron al fútbol entre 1950 y 1990. Años conocidos como el período pre AFA.

En 1991, luego de una decisión de FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación), las asociaciones de fútbol de cada país tuvieron que hacerse cargo del fútbol femenino y ahí es cuando AFA (Asociación de Fútbol Argentino) debió incorporarlas aunque, según ellas, sin hacer demasiado.

Marta Soler (Arquera) y Betty García (Nº 9 y capitana) son dos grandes referentes del fútbol femenino y pilares fundamentales de la primera selección de mujeres argentinas que jugó el mundial, la Copa del Mundo de México en 1971; en el cual diecisiete mujeres argentinas fueron a representar al país sin darse cuenta que estaban por cumplir un hito.

Aquella selección viajó a México sin botines (los cuales, luego, fueron brindados por la gente de la organización del mundial), sin masajista, sin entrenador y con camisetas que no sobrevivieron al primer lavado. A pesar de esto compitieron en el mítico Estadio Azteca ante más de 100 mil personas.

Cuando Lucila Sandoval (ex arquera de Independiente, Boca y San Lorenzo) fue a anotarse a la Asociación del Fútbol Femenino en 1988, vio un cuadro en una pared con una foto en blanco y negro con once mujeres vistiendo la camiseta argentina: era el equipo del Mundial de México. La imagen le quedó grabada en la mente y desde ese momento supo que tenía que hacer algo con ellas. Casi treinta años más tarde, después de retirarse, esa idea tomó cuerpo y decidió armar una página de Facebook llamada “Las Pioneras del Fútbol Argentino” (https://www.facebook.com/laspionerasdelfutbolfemenino/) para juntarlas y contar sus historias.

Ella fue, entonces, una de las impulsoras para que el 21 de agosto sea reconocido como el día de las futbolistas; como explico en LATFEM, la importancia de que haya un día de las futbolistas “tiene que ver con ir desprendiéndonos de a poco de todo lo que los varones nos fueron prestando “a regañadientes”. Siempre tuvimos prestada la ropa que ellos ya no usaban para jugar o el campo de fútbol en horarios que ellos no estaban. Si el 14 de mayo es el día del futbolista argentino porque Ernesto Grillo les hizo un gol –un hermoso gol- a los ingleses de ángulo cerrado, porque no vamos a tener nuestro día si Elba Selva les hizo cuatro goles a las inglesas. Y también es decir ‘Che nosotras tenemos nuestra historia y nuestra fecha histórica’”.

Como dijo en un medio de comunicación Mónica Santino, otra de las pioneras (ex jugadora de All Boys y actual referente de La Nuestra Fútbol Femenino), “la tarea de Lucila es fundamental porque si no la historia de las mujeres no la cuenta nadie. Nuestras referencias han sido de hombres. Y que las pibas jóvenes puedan saber que hay un hilo conductor entre lo que están haciendo y algo que pasó antes es muy importante”.

El camino de éstas y de tantas otras mujeres en un ambiente tan machista y masculino como el del fútbol, no fue fácil. Un ejemplo es el de Amalia Flores (ex jugadora de River y Boca) que de chica se escapaba de su casa para ir a jugar y sabía que a la vuelta le esperaban los cinturonazos de su padre. O en general, y ya dentro de la competencia cuando, como jugadoras, ingresaban a la cancha y el público les gritaba que se fueran a lavar los platos, pero que al iniciar el partido esos comentarios machistas se transformaban en aplausos.

En este ambiente se suponía que como se trataba de jugadoras mujeres, iban a correr todas detrás de la pelota y lo que terminaba asombrando era ver que evidentemente cada una respetaba su posición y que el juego estaba cargado de técnicas, tácticas y diferentes estrategias.

La gran mayoría de las mujeres que integran el colectivo de Las Pioneras atravesaron distintas batallas y obstáculos para realizar el deporte que aman. Si hoy en día las condiciones están lejos de ser ideales para las mujeres que juegan al fútbol, hace cuarenta o cincuenta años era todo más difícil aún.

Los avances en visibilización y espacios de competencia femeninos dentro del fútbol se los debemos en gran parte a nuestras Pioneras, y sería fundamental y enriquecedor tomar su recorrido para aprender y seguir avanzando en conjunto con las nuevas generaciones de mujeres deportistas para seguir luchando por la (hasta el momento) utópica igualdad de condiciones con el fútbol masculino.

 

Poema “Por Siempre Pioneras” por la pionera y poeta Liliana “Ídola” Dorrego.

He visto la destreza, en cada pase dado.

La habilidad traviesa, alegre e insolente.

La magia, que empapada de barro y de potreros, dejaba en cada cancha su huella permanente.

Jugaban con el cuerpo, de forma apasionada.

A sus pies, la redonda, mil piruetas hacía.

Camiseta en la piel, en la piel y en el alma, que a su paso dejaba locura y fantasía.

Grandes del fútbol, talento, picardía, maestras del pasado, que tanto han enseñado.

¿Cómo olvidarlas? Si son la historia misma, de gambetas y goles, que aún no ha terminado.

Foto: Las pioneras del Fútbol Femenino ARG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *