“Si alguien llega a la conclusión de que estoy loca…estaría en lo correcto”

Por: Cate D´Ascanio

“Miércoles 10 de julio de 1996

Querido diario: tengo 16 años, peso 104 kilos y vivo en Liconlnshire. Mis intereses incluyen música, vaguear y encontrar un chico ‘fit’. Oh, tachá eso, cualquier chico para saciar mi calentura. Por desgracia ya tengo un amante que me hace parecer embarazada: la comida. Pero, bueno, hay una diferencia entre picar y comer compulsivamente. Y yo ya no como compulsivamente.

Y si alguien encuentra este diario y lo lee y llega a la conclusión de que estoy loca…estaría en lo correcto.”

Así comienza My Mad Fat Diary (mi diario loco y gordo), una serie un poco teen que nos muestra el mundo de Rae Earl, una adolescente con problemas de autoestima que sale de un hospital psiquiátro luego de intentar suicidarse.

Después de pasar cuatro meses encerrada en el hospital, Rea (interpretada por Sharon Rooney) se reencuentra con su amiga Chloe y “la pandilla” a lxs que les oculta donde estuvo para que no piensen que es rara y, mucho menos, que sepan que está loca.

My mad fat diary es una serie de tres temporadas que se estrenó en el 2013 por la televisión de Reino Unido, basada en un libro con el mismo nombre, y que nos muestra de una manera divertida y sin tanta vuelta lo que es tener una enfermedad mental y cómo enfrentarla; y lo que es ser gorda en una sociedad que propone cánones de belleza imposibles. Los capítulos son narrados en forma de diario íntimo, conociendo todo lo que piensa Rae sobre su madre y su novio indocumentado, sus amigxs, sus enamoramientos, sus miedos, sus dudas existenciales, su menstruación y su despertar sexual.

La serie desdramatiza las enfermedades mentales, relata un poco cómo son y cómo se tratan: terapia, medicación y mucha voluntad. Rae lleva a pensar en nuestras propias inseguridades, lo que es sentirse solx y rotx, que nadie te entienda; en nuestros miedos, lo que cuesta aceptar nuestro cuerpo, quienes somos y como no sentimos con nosotrxs mismxs.

Lo más probable es que nos identifiquemos con Rae porque es una chica, porque se siente incomprendida y sola sin saber para dónde disparar y porque está loca. ¿Quién no se sintió un poco locx alguna vez?

via GIPHY

“Vos no pensás que soy rara, o si?”

My Mad Fat Diary tiene un soundtrack increíble que acompaña los distintos momentos de Rae y contextualizan la época y el lugar. Se escucha Oasis, banda favorita de Rae y que aparece cuando los momentos son felices y divertidos, Radiohead para acompañar sus crisis más densas, cuando no puede controlar su ansiedad y los miedos inundan su mente, No Doubt, Pulp, The Smith, The Cure, Blur, Wezzer, The Stone Roses, y un largo etcétera.

Al ver la serie por segunda vez para recomendárselas no puede evitar compararla con “13 Reasons why” y llegué a la conclusión que esta es mucho mejor. Así que ya sabés: ponete el pijama, comprate golosinas, mirala y después me contás.

via GIPHY

“No puedo comer delante de la gente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *