Por Victoria Briccola

El movimiento de mujeres demostró, una vez más, el poder de convocatoria que tiene al manifestarse en contra de la candidatura de Jair Bolsonaro el fin de semana pasado. Un grito de repudio que se escuchó masivamente, no solo en Brasil sino en distintas partes del mundo.

**

El avance del fascismo en Brasil es una realidad y se encarna con el misógino, racista y xenófobo candidato, Jair Bolsonaro del Partido Social Liberal quien quedó como protagonista de la segunda vuelta electoral, de este domingo, junto a Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores.

La esencia y la fuerza de la movilización tuvieron como eje central a las mujeres y al movimiento LGTB. Y si bien los adherentes de Bolsonaro también organizaron la suya, no fue comparable con la convocatoria de esta concentración en la explanada del Museo de Arte de San Pablo el sábado pasado.

Bolsonaro va a caer”, “más amor y menos armas”, “usted decide entre holocausto o democracia”, “mujeres contra Bolsonaro” fueron algunas de las consignas que se leían en los carteles y pancartas y que eran acompañados por los rostros de Lula y Haddad.

Susana Cidade, una mujer de 65 años que estaba con su marido, Waldir, resumió lo que está viviendo Brasil en este momento: “Con Lula libre otra sería la situación, entonces Haddad ahora es la mejor opción. Bolsonaro defendió la tortura, está en contra de los negros, aboga para que los niños tengan armas de fuego. No quiero eso para mi país… ni para la Argentina”, sostuvo y agregó: “Hay que estudiar bien este período en toda la región”.

El temor está latente y no es para menos. Si gana la segunda vuelta este domingo, muchxs brasilerxs confían que ocurrirá una especie de Dictadura disfrazada donde se terminen los derechos constitucionales o el congreso sea obturado.

Bolsonaro, representa a la derecha más dura de Brasil con su devoción religiosa, su defensa a la dictadura militar, un profundo odio hacia las minorías y una fuerte actitud de desprecio hacia las mujeres.

Es un ex-militar de 63 años, quien se refirió a una colega diputada diciendo que ella era muy fea para ser violada, defendió la brecha salarial entre hombres y mujeres y también dijo públicamente que golpearía a dos hombres que estuvieran besándose en las calles.

El pasado 29 de septiembre se había realizado la primera gran marcha y se ha convertido en la mayor movilización de mujeres de la historia de Brasil. BBC News Brasil calculó el área ocupada por los manifestantes e hizo estimaciones del número de presentes en los momentos más álgidos de las protestas: 100 mil personas en Largo da Batata, en Sao Paulo, y 25 mil en Cinelandia, en Río.

El sábado pasado, mujeres de todo el mundo acompañaron el reclamo frente a las embajadas y consulados de Brasil en el exterior, hermanadas contra un líder que representa los miedos de una región encaminada a vivir a merced de los ideales de la derecha y la religión.

Las mujeres danzando y entonando cánticos de resistencia contra el exmilitar, exigían que a futuro “ele não, ele jamais”.

https://www.airedesantafe.com.ar/sociedad/ele-nao-mujeres-argentinas-apoyan-brasil/

Fotos: Aire de Santa Fe Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *