Por: Soledad Santalucía 

 

Hace tan solo unos pocos días se dio a conocer un vídeo en el que se ve a Rodrigo Eguillor, hijo de la fiscal de ejecución penal de Lomas de Zamora, Paula Martínez Castro, ingresar por la fuerza a una joven que se quería tirar del balcón de un primer piso.

Me quiere matar”, se escuchó a la chica gritar en el forcejeo.

Soy un héroe”, expresó él cuando la policía y la familia de la joven ingresaron a la fuerza al domicilio en el que se encontraban.

Rodrigo Eguillor de 24 años, invitó el pasado jueves 15 de noviembre a la chica al departamento que compartía con su amigo, Marcos. La joven de 22 años, oriunda de Ituzaingó, aceptó; pero nada fue lo que esperaba: Rodrigo no solo no quiso usar preservativos, sino que la insultó, le pegó y abuso de ella. Y cuando quiso irse, él le dijo que no podía porque su compañero se había llevado la llave.

La única escapatoria de ella era tirarse por el balcón. Por ende, para lxs vecinxs, todo parecía un intento de suicidio, hasta que se escucharon los gritos de la joven pidiendo ayuda y se vio el actuar violento por parte de Rodrigo para llevarla nuevamente a la casa.

Inmediatamente la policía y familiares, alertados por whatsapp enviados por ella misma, ingresaron al domicilio y lograron sacar a la joven de ahí.

Esta chica está mal psicológicamente, hay que internarla”, arremetió Eguillor.

Hijo del patriarcado, vocero misógino y machista de esta sociedad en la cual cada 30 horas es asesinada una mujer por femicidio en Argentina, no solo fue denunciado por este abuso sino también por manosear a una empleada de un casino en el estacionamiento en el año 2016.

Por otra parte, gracias a la visibilidad mediática de este caso, otra chica contó que cuando tenía 14 años Eguillor la había acosado durante cuatro años sin interrupción.

¿Dónde está la justicia? ¿Qué pasó en esos dos años con las denuncias para que nada se haya hecho?

El poder es el arma de lxs ricxs, de lxs políticxs, de la justicia. Y la madre del joven, Rodrigo Eguillor, es una de las voceras de esta justicia. Entonces nos seguimos preguntando qué pasó en este tiempo y la respuesta es nada. Nada ha cambiado y nada lo hará en tanto quienes tienen que hacer cumplir la ley miren para otro lado acumulando basura debajo de la alfombra.

Rodrigo piensa que hay “minas bien y otras de tanga floja”, eso lo dirá poco después al hacer una defensa a su favor a través de su cuenta de Instagram.

Era una negra que vivía en Ituzaingó que me quería sacar y me quiere sacar toda la guita, si vos ves a esta piba, ves el perfil, es un gato”.

Por otra parte, Carolina Patanó, amiga de la víctima, escribió en su cuenta de Facebook: “¡DIFUNDIR! Somos la voz de un montón de chicas que tuvieron la mala suerte de cruzarse con este tipo. Pero esta vez te equivocaste “Roro”, no vas a salir limpio, ni vas a tener a tu “mami fiscal” tapando tus cagadas. RODRIGO EGUILLOR privó de su libertad, maltrató verbal y físicamente, abusó e intentó matar a una amiga nuestra. No a una conocida, ni a la amiga de una amiga de una prima, a una AMIGA NUESTRA.

Escuchamos en primera persona el relato de una noche de horror mientras mirábamos sus piernas, sus brazos y su cuello moretoneados. Por suerte pudimos escucharlo.

Es lamentable el papel que estás haciendo RODRIGO EGUILLOR. Saltar a las redes sociales acusando a nuestra amiga de intento de suicidio, difundir que está loca, que INTENTASTE SALVARLE LA VIDA y que no aparece porque está internada en un psiquiátrico ¿Sabés por qué no aparece? Porque te tiene miedo. Pero nosotras no. Armaste un show y te salió el tiro por la culata… GRACIAS porque gracias a vos mismo aparecieron UN MONTÓN de chicas a las que maltrataste, acosaste y amenazaste. Porque lamentablemente creés que tenés poder y naturalizás las cosas que hacés para que todas estén calladas, nos querés hacer sentir unas locas a todas. Pero se terminó. Ni tus contactos, ni tu plata, ni escondiéndote de la impunidad que te da tu mamá van a borrar este escrache.

Rogamos que se haga justicia como se debe y que nunca más te animes a maltratar a una mujer.

Esta es la cara del culpable y algunos testimonios de chicas que se animaron y colaboraron contando su historia

Y un video de nuestra amiga, acorralada en un balcón mientras Rodrigo Eguillor le pegaba sin dejarla salir del lugar”.

 

Días posteriores

El pasado martes 06 de noviembre, Eguillor se dirigió a Ezeiza con la supuesta finalidad de viajar a Madrid para ver el partido entre River y Boca. Durante ese tiempo de espera habló con diversos medios, hasta que unxs policías se acercaron a notificarlo de que no podía salir del país. Debido a la resistencia a la autoridad, fue demorado 24 horas en la ciudad de La Plata.

No fue por las denuncias de abuso, ni de maltrato o de violencia. Fue detenido porque se resistió a ser notificado por la Policía Seguridad Aeroportuaria y reaccionó de forma agresiva contra una fiscal cuando le querían notificar de una nueva causa en su contra.

 

Tras 24 horas en el Pabellón I de la Alcaldía Roberto Pettinato de la ciudad de La Plata, en una celda individual donde según él lo trataron “de diez”, el juzgado de Garantías 2 de Lomas de Zamora, ordenó la liberación de Rodrigo quién volvió a dar nuevamente declaraciones a la prensa: “Mi vieja no apareció por ningún lado y me mandó a decir que no hable con los medios”.

En las últimas horas se comprobó que la joven efectivamente fue abusada por Eguillor y las pericias médicas demostraron que presenta lesiones compatibles con abuso y violencia. Por el momento, falta determinar el grado, pero se asegura que con las pruebas en su contra ya amerita “la detención inmediata”.

Además, la Asesora General Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires, Yael Bendel, lo denunció el pasado miércoles por discriminación ante el Ministerio Público Fiscal y el INADI.

Indignación, bronca y dolor es lo que todxs sienten cuando leen o escuchan este caso que no solo ha logrado un alcance mediático sino también social. Son muchxs lxs famosos que se han pronunciado en contra de este sujeto, pero también lo han hecho lxs ciudadanxs que viajaban en el día el pasado jueves, en el tren Mitre.

Sin embargo, por otra parte, varios medios de comunicación le han dado voz y cámara a Eguillor mostrándolo como el influencer del momento. ¿A caso esa es la noticia y no su perfil violento, su accionar abusivo y su lenguaje misógino? ¿Cuál es el límite?

Apagá la tele, putea bien fuerte e indignate por las pibas violadas, quemadas, golpeadas y asesinadas por los Rodrigos Eguillor que caminan todos los días por las calles, se cruzan todos los días en nuestras vidas, se dan vuelta para mirarnos el culo o las tetas y nos gritan lo peor que se les viene a la cabeza.

¿Y nosotras somos las feminazis? ¿Las del pañuelito verde? ¿Las que pintan las calles? Indignate con el que se lo merece, no con las que denuncian a estos machos.

 

Fotos: Infobae

Verónica Lozano, en su programa diario “Cortá por lozano”, se mostró indignada y expresó:

“La denuncia la había hecho tu hermana, ustedes están cursando un proceso judicial, y tienen que llegar los medios de comunicación ayer. Él igual va con todo, fue contra nuestra productora. Nosotros sabes qué, nos chupa la concha, así te lo digo. Perdónenme, si me tienen que sancionar, porque no voy a decir un huevo, tengo una así, porque no podemos tolerar más estos tipos que son la mierda misma”.

“No podemos tolerar más Eguillor, como te llames, ¿entendés?, no podemos tolerar más. Nos matan, nos asesinan, nos prenden fuego. ¿Porque me invitaste a comer un pancho tengo que tener sexo con vos? No, mi amor, no quiero, no me gustás. Y lo peor es que hay muchas chicas que le ponen ‘potro, violame’, estamos todos locos, ¿entendés?, es una locura”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *