¿Quién fue Clara Zetkin?

La historia de la alemana que propuso declarar el Día Internacional de la Mujer

Por: Antonela Mennuto

El próximo 8 de marzo nos encontrará organizadas y en las calles. Una vez más, las mujeres estaremos hermanadas en un paro internacional y marchando en distintos lugares de todo el mundo para visibilizar la desigualdad y la violencia con la que el patriarcado nos oprime.

Año tras año, exigimos por nuestros derechos, reflexionando sobre las conquistas que hemos logrado a lo largo de la historia y luchando en pos de la igualdad.

Pero, en el repaso de esa historia, un nombre es -muchas veces – olvidado: el de Clara Zetkin.

“La cuestión femenina”

Clara fue escritora, periodista y defensora de los derechos de la mujer trabajadora. Nació en Alemania en 1857 y se crió al calor del las incipientes luchas obreras en la Europa de finales del siglo XIX. Al finalizar los estudios de magisterio, empezó a militar en el Partido Socialista de los Trabajadores, y fue por aquel entonces que adoptó el apellido de su compañero y padre de sus dos hijos, Ossip Zetkin.

Pero, en 1878, cuando Otto Von Bismarck prohibió el socialismo, tuvo que exiliarse. Se refugió en Zurich y, años después, en París. Cuando, finalmente, pudo regresar a Alemania (trece años más tarde), editó el diario de mujeres socialistas “Die Gleichheit” – La Igualdad –, que estuvo vigente hasta 1917.

Amiga de Rosa de Luxemburgo y de Lenin, Clara Zetkin, jugó un papel fundamental en la historia del socialismo y del movimiento de mujeres: fue una de las primeras referentes que en el Congreso del Partido Socialdemócrata en Alemania habló de la “cuestión femenina”, expresando que el primer obstáculo para la emancipación era el económico. En este contexto, la mujer no sólo estaba sometida al hombre, sino que además, al trabajar (también) fuera de su casa quedaba cautiva del sistema de producción capitalista .

8 de Marzo

Como todo proceso histórico, la institucionalidad de esta fecha está atravesada por acontecimientos complejos como la Primera Guerra Mundial, la Revolución Rusa, la lucha por el sufragio y el auge del sindicalismo femenino.

La historia pone en relación el 8 de marzo con el incendio de los talleres de la Triangle Shirtwaist Company de Nueva York en 1857, que dejó como saldo la muerte de cientos de mujeres y niñas, en el marco de una huelga donde denunciaban la explotación laboral a la que eran sometidas.

Con este hecho impregnado en la memoria colectiva, en 1908, 15 mil mujeres se manifestaron por las calles de Nueva York bajo el lema “Pan y Rosas” para exigir un recorte del horario laboral, mejores salarios, el derecho al voto, y el fin del trabajo infantil.

Años más tarde, en el II Encuentro Internacional de Mujeres Socialistas de Copenhague (1910), Clara Zetkin, presentó la propuesta de conmemorar un Día Internacional de la Mujer, en un acto de solidaridad con las delegadas de Estados Unidos que habían honrado la huelga de trabajadoras textiles. Siendo institucionalizado por la Organización de las Naciones Unidas en 1975.

Zetkin, Clara, geb. Eißner, Politikerin (SPD, USPD, KPD), Wiederau (Sachsen) 5.7.1857-Archangelskoje (bei Moskau) 20.6.1933. Foto, 1923.

Una década después, y con 63 años de edad, Clara fue elegida diputada por el Partido Comunista y Presidenta del Movimiento Internacional de las Mujeres Socialistas.

Abiertamente opositora a las ideas de Hitler, cuando los Nazis tomaron el poder y el Partido Comunista fue prohibido se exilió de nuevo, esta vez en la Unión Soviética, donde murió un 20 de junio de 1933, a los 76 años.

Desde Clara Zetkin a esta parte, el Día Internacional de la Mujer ha adquirido una nueva dimensión, se ha bastardeado con bombones y flores, y se ha abrazado a una nueva oleada que persigue la misma lucha: igualdad, reivindicación y liberación para todas las mujeres.

Fotos:

Wikipedia

Portfolio: Paloma Pérez

Todayinhistory

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *