Alerta que camina la lucha feminista

Te contamos cómo se vivió el 8M en distintos lugares del mundo.

Por: Victoria Briccola

El movimiento feminista a nivel global avanza a distintas velocidades. Por un lado, tenemos el panorama de España, que está claramente a la vanguardia con su gran adhesión a la convocatoria de huelga y con las distintas manifestaciones durante todo el viernes 8.

Unas 350 mil personas acudieron a la protesta en Madrid, según la Delegación del Gobierno; en Barcelona han ido 200 mil manifestantes, según la Guardia Urbana; y en Sevilla y en Bilbao, 50 mil, según fuentes policiales y municipales.

En otros países, sin embargo, las reivindicaciones por los derechos de la mujer han adquirido menor intensidad, con concentraciones o gestos simbólicos más que movilizaciones masivas.

En algunos casos, como Italia, se nota un incremento de la convocatoria con respecto al año pasado. En otros, como Francia, el propio Gobierno impulsa una agenda feminista, aunque no hubo un reflejo en las calles de considerable magnitud.

En muchos otros lugares, especialmente en Asia, pero también en países occidentales, la fecha ha transcurrido con una atención social y mediática muy inferior.

Berlín, la capital de Alemania vivió este viernes un verdadero hito: gracias a un consenso político alcanzado en enero por los tres partidos políticos que forman el Gobierno de la ciudad —SPD, La Izquierda y los Verdes—se convirtió en el primer Estado federado, y el único del país, en declarar el 8 de marzo como día festivo.

La fiesta fue aprovechada por miles de personas, en su mayoría mujeres, que se congregaron en Alexanderplatz, para “celebrar, golpear y luchar”, como dijo Friederike Benda, una de las organizadoras de una multitudinaria manifestación que se realizó bajo el lema “Día de combate para las mujeres”.

Mientras tanto, en Brasil, lo que se vio en las calles fueron carteles, principalmente de comercios o instituciones, “felicitando” a las mujeres por su día. Luego, en São Paulo, una marcha pequeña (en comparación con la de las mujeres contra Jair Bolsonaro del año pasado) recorrió la Avenida Paulista.

Por primera vez se usó la cara de Marielle Franco, la concejala de Río de Janeiro, de izquierdas, negra y lesbiana, que fue asesinada a balazos en su coche, posiblemente por un rival político, como ícono de la opresión patriarcal brasileña.

Párrafo aparte para Argentina, donde la lucha de mujeres ha cobrado fuerza tras el debate por la reforma de la legislación sobre el aborto. En Capital Federal se realizó un acampe feminista en la inmediaciones del Congreso, y la primera acción del paro fue a las 7 am con el corte de la avenida Corrientes a la altura de Callao, en solidaridad con los despidos en Coca-Cola y SIAM y apoyo a la cooperativa Madygraf (ex Donelley) en su reclamo por el aumento de tarifas.

Durante toda la jornada, en los distintos espacios de trabajo se realizaron paros parciales o totales, hubo ruidazos en las esquinas, cortes intermitentes de calles, performances en espacios públicos, y una extensa variedad de acciones que confluyeron en la Plaza Congreso desde donde se marchó hacia Plaza de Mayo.

Uno de los principales reclamos fue por el aborto legal, seguro y gratuito; pero también por la implementación efectiva de la ley de Educación Sexual Integral, laica y con perspectiva de género.

Foto: 24horas.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *