Islandia: ¿La meca del feminismo?

El país europeo conquista la cima de la igualdad y todo comenzó allá por 1975 cuando las mujeres se declararon en huelga. ¡Enterate más en esta nota!

Por: Victoria Briccola

Islandia, una nación de poco más de 350 mil habitantes, es considerado el mejor país del mundo en cuestiones de paridad de género. Podríamos decir que se convirtió en la meca de la igualdad.

El Foro Económico Internacional, quien año a año realiza un informe sobre la brecha de género en el mundo, ubicó a Islandia en el primer lugar, ya que lo considera el país que más ha avanzado en materia de igualdad de género. El año pasado también estuvo en el primer puesto y lo siguieron: Noruega, Suecia, Finlandia y Nicaragua.

Por un lado, el 86% de las mujeres trabajan y muchas de ellas son campeonas mundiales en educación y poder político, además de tener paridad en los consejos de las empresas públicas. Por otro lado, ya llevan 15 años con el permiso de paternidad de 90 días equiparado al de maternidad y su país ha sido el primero en obligar a las empresas a demostrar que pagan igual a ambos sexos, algo que ahora ha decretado España.

La directora de la Asociación Islandesa de Derechos de las Mujeres, Brynhildur Heidar-og Ómarsdóttir, fundada en 1907, aclara: “Nuestro éxito también se debe a que estamos en el club de las cinco naciones nórdicas, las más igualitarias, y que vivimos en un país poco poblado en el que los cambios, si hay voluntad política, se pueden hacer rápidamente”.

Allá por 1908, durante las elecciones municipales de Reikiavik la mayoría de mujeres fueron autorizadas a votar y se presentó una lista únicamente femenina. Consiguieron cuatro de los 12 concejales, mientras que en 1922, una formación similar conquistó el Parlamento.

Pero el gran quiebre y temblor feminista tiene fecha el 24 de octubre de 1975, cuando las mujeres abandonaron fábricas y oficinas, dejaron a lxs niñxs con sus maridos y se concentraron en las plazas: pedían igualdad, guarderías para sus hijxs y salarios iguales.

Ese mismo año se aprobó el aborto casi libre, contemplando varios supuestos; al siguiente, una ley de igualdad y, en 1980, Vigdís Finnbogadóttir, directora de compañía teatral, también madre soltera, fue elegida presidenta por primera vez en todo el mundo.

Las mujeres más jóvenes recibieron en 2007 a la primera jefa de Gobierno lesbiana del mundo, Jóhanna Sigurdardóttir, que se casó con su novia el mismo día de 2010 en el que entró en vigencia el matrimonio igualitario.

Sin embargo, y más allá de todo este panorama, ellas no viven en el paraíso: sufren violencia sexual, una brecha salarial del 16%, cúpulas empresariales en las que siempre se necesitan hombres y mucha misoginia.

Fotos: El Español / BBC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *