Maia Luna: “Los 72 femicidios son solo un recorte de la realidad”

Foto: Libres del Sur

Por: Soledad Santalucía

Ante la falta de políticas necesarias en materia de género por parte del gobierno de Cambiemos y del presidente, Mauricio Macri, quién está más preocupado por adelantar las elecciones que porque cada 30 horas matan a una mujer, el pasado miércoles 03 de abril, las Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa) presentaron en el Salón Blanco del Congreso de la Nación, un proyecto de Ley para declarar la Emergencia Nacional por violencia de género.

Desde principios de año se llevó a cabo en todo el país, la campaña #EmergenciaNiUnaMenos, la cual recogió 70.000 firmas que fueron presentadas este miércoles ante el presidente del bloque Argentina Federal, el diputado Pablo Kosiner, las diputadas Melina Delú, Verónica Derna, Mayda Cresto, y los diputados Pablo Yedlin, Ariel Rauschenberger, Daniel Di Stéfano y Danilo Flores.

Además, se dieron a conocer datos del Registro Nacional de Femicidios del “Observatorio MuMaLá Mujeres, Disidencias, Derechos” que fue realizado a partir de medios gráficos y digitales entre 01 de Enero y el 31 de marzo del 2019.

En diálogo con Visibles, Maia Luna, integrante de MuMaLa La Plata, explicó que los números expuestos son solo un recorte, puesto que está basado únicamente en medios gráficos:

“hay femicidios que no llegan a los medios y, otros que ni siquiera son categorizados aún como femicidios, entonces más allá de que los números son alarmantes, preocupantes y crecen día a día, lo cierto es que es probable que solo sea un recorte de la realidad”.

Los datos arrojados por el Observatorio indican que una mujer muere cada 30 horas en Argentina y, en lo que va del año, se contabilizaron 72 casos en 90 días.

Por otra parte, se sabe que el 36% de los femicidios son llevados a cabo por una pareja actual y un 24% por ex parejas; un 44% de los casos se producen en la vivienda de la víctimas y un 20% en la casa que comparte con el femicida; y que la edad de la mayoría de las víctimas ronda entre los 19 y los 40 años.

Las propuestas concretas y urgentes que elaboraron las MuMaLá están abordadas en 14 puntos, entre el que se destaca un aumento presupuestario para el abordaje de las violencias al Instituto Nacional de las mujeres y que se pueda destinar un 10% del presupuesto de cada Ministerio para el Plan de Igualdad de Oportunidades y Derechos.

Maia aseguró que “este punto tiene que ver con la posibilidad de encarar programas donde se empiece a desandar la violencia machista que no solo hay a nivel físico que terminan en femicidios, sino también todos los tipos de violencias que atravesamos en los distintos lugares”, pero que por falta de presupuesto no se pueden llevar adelante.

Además, alegó que se está pidiendo que se declare la emergencia para que se pueda destinar un monto determinado acorde a estas necesidades que empiecen a revertir de alguna manera la situación pero a la cual, el gobierno viene haciendo oídos sordos.

“Las respuestas del Estado siguen siendo nefastas y, la verdad no nos sorprende en función de quienes son los que hoy nos gobiernan. No solo se han encargado de vaciar y recortar varios de los pocos programas que ya contábamos para poder intentar resolver algunas de estas emergencias, sino parece que queda explícito cuál es su mirada respecto al tema cuando por ejemplo destinan al presupuesto anual para el próximo año, no más de 12 pesos por persona en Argentina para combatir la violencia de género”.

Ante el número de femicidios que crece cada vez más, Luna reflexiona que “no podemos creer que como nuestros reclamos se hacen más visibles corremos más riesgos, justamente esta situación es la que debería atender el estado, generando campañas, métodos de prevención, pudiendo asegurar nuestras vidas con los dispositivos de la justicia que sean necesario. Necesitamos un estado presente que nos ayude a salvar nuestras vidas y vivir libres y felices.”

La aplicación de nuevas herramientas y dispositivos electrónicos de control para agresores sexuales que incumplen medidas judiciales es otra de las propuestas exigidas.

Es importante pensar qué tipos de dispositivos se van a utilizar y cómo va a ser su uso, limitándonos en la experiencia con el botón antipánico que tiene muchas limitaciones y para utilizarlo, en primera instancia, se debe tener un teléfono con sistema android, crédito con acceso a internet y señal, indispensables pero no siempre al alcance.

A diferencia de la propuesta expuesta, Maia asegura que “más allá de que el botón antipánico) tiene muchas limitaciones, no deja de ser una herramienta que no deja de volver a victimizarnos porque nos está controlando a nosotras, a quienes fuimos agredidas o violentadas, entonces esto quizás no tenga que ver con un presupuesto concreto sino con un cambio conceptual de cuáles son las herramientas que necesitamos y a quienes deben ser dirigidas en cada caso”.

Otros de los puntos abordan la creación de áreas de políticas de género, educación sexual Integral en las escuelas, la aplicación de la “Ley Micaela”, campañas masivas en medios de comunicación sobre leyes vigentes y la implementación del Patrocinio Jurídico Gratuito.

Con respecto a este último ítem, la integrante de MuMaLa, indica que es un reclamo crucial a la hora de que la mujer pueda animarse a hacer una denuncia o dar los primeros pasos para romper con el círculo de violencia en el que en general vive o convive.

“Poder contar con un patrocinio Jurídico que sea gratuito implica poder acceder efectivamente a continuar con un proceso judicial que de otro manera es inaccesible porque habría que pagar, que es lo que sucede ahora y son muy pocas las que pueden acceder”.

Finalmente, el monitoreo de los integrantes de las fuerzas de seguridad que vienen teniendo ya antecedentes en violencia fue otro de los reclamos ante el Congreso. Maia explica que uno de los números que resultan más alarmantes que varios de los femicidios fueron cometidos con armas reglamentarias, es decir, el victimario pertenecía a algunas de las fuerzas de seguridad ya sea policía o gendarmería.

De esta forma, la referente de MuMaLa cuenta que “estamos firmes, juntas y unidas en forma sorora para saber que no vamos dar un paso atrás. Tenemos que tener la capacidad de sentar y convocar a muchísimos diputados y diputadas que aunque en muchísimos otros temas no estemos de acuerdo, necesitamos que ayuden a que el debate salga en las comisiones y efectivamente se pueda votar en el congreso de la nación.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *