Triunfo del feminismo: Condenaron a Bolsonaro por misógino y deberá pagar

Foto: Getty Images

Por: Victoria Briccola

Conocido en los medios como el Trump del Trópico, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tendrá que pagar una indemnización de 10 mil reales por haber insultado a la diputada del Partido del Trabajo (PT) y ex ministra de Derechos Humanos, María do Rosario Nunes.

El cargo contra Bolsonaro es por daños morales y fue decidido, a fines de mayo, por una jueza de la Corte Civil 18 de Brasilia. Tendrá 15 días para pagar la indemnización y además tendrá que publicar una nota donde se retracte de sus declaraciones misóginas y sexistas, a través de los medios y redes sociales.

“Celebro esta victoria, que es la del respeto y la dignidad, con todas las mujeres de Brasil”, declaró la afectada. En 2003 el mandatario y militar ultraderechista le gritó ante las cámaras de televisión que “no la violaría porque no lo merece” y el 9 de diciembre de 2014 repitió palabras parecidas en una sesión del Congreso.

La actual diputada federal comentó: “Quiero compartir con ustedes y celebrar juntos la noticia de que finalmente la sentencia del juicio a Jair Bolsonaro será cumplida. Fue condenado por daños morales. El fallo, hasta hoy, no había sido debidamente ejecutado y ahora deberá pagar la indemnización y retractarse en las redes sociales y en todos los espacios que usó para la difamación. Es una victoria importante para nosotras”, afirmó.

María do Rosario –como se la conoce popularmente– le ganó al presidente el juicio civil y continuará con una demanda penal que todavía está tramitándose ante el Supremo Tribunal Federal (STF).

La diputada, además, adelantó que el dinero de la indemnización se lo donará a instituciones que actúan en defensa de los derechos de las mujeres. La suma representa unos 115 mil pesos argentinos, que si bien es “irrisorio” para el mandatario el fallo en sí tiene un gran peso simbólico: es una victoria importante en la intensa lucha de las mujeres brasileras que se han visto amenazadas en sus derechos y dignidad desde el momento en que asumió Bolsonaro.

“Esta lucha no me pertenece, es compartida por todas nosotras y por la dignidad de las mujeres brasileñas”, celebró la diputada del PT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *