Arcade Fire y la tragedia griega

Por: Camila Parrotta

Reflektor, el cuarto álbum de la banda de indie-rock canadiense Arcade Fire gira en torno a la leyenda de Orfeo y Eurídice, una de las tragedias más conocidas de la literatura griega.

La historia perteneciente al Libro X de Las Metamorfosis del poeta Ovidio cuenta que Orfeo, cuya música era maravillosa, se enamoró de la ninfa Eurídice. Ella también se enamoró de él y ambos eran muy felices juntos. Hasta que un día, una serpiente picó a Eurídice y ésta murió. Su enamorado, destruido, bajó al inframundo para recuperarla y consiguió convencer a Proserpina, esposa de Plutón, quien sintió pena por él y a cambio de su música, liberó a la ninfa con la condición de que no mirara atrás mientras volvía a la tierra de los vivos. Orfeo así lo hizo, pero justo antes de llegar a la salida volteó su cabeza y perdió a su amada para siempre. Una vez en la tierra, desconsolado, comenzó a golpear su lira contra una piedra provocando un sonido horrible capaz de marchitar todo a su alrededor.

El Ciclo órfico comienza en la portada del disco con una imagen de la escultura “Orfeo y Eurídice”, de Auguste Rodin.

Entre los temas que dialogan con el mito se destaca la siguiente triada:

Awful Sound: La canción consiste en un canto de Orfeo hacia Eurídice, ya muerta, sobre su historia de amor. La idea de sonido horrible que compite con las bellas melodías del enamorado, puede interpretarse de varias maneras, en primera instancia, como el silencio de la ninfa, posteriormente como el sonido de su cuerpo al caer contra el suelo y por último como el sonido que emitía la lira de Orfeo al ser golpeada por éste contra una piedra.

It’s Never Over: Aquí, en cambio, quien habla es Eurídice en lo que parece ser el camino de regreso desde el Hades. La amante le murmura algunas dulces y sencillas palabras a su amor “I’m behind you. Don’t turn around. I can find you. Just wait until’s over” (estoy detrás de ti, no te des vuelta. Puedo encontrarte. Sólo espera a que termine).

Afterlife:Afterlife, oh my God, what an awful word!” es la estupenda frase que abre ‘Afterlife’. En esta canción pueden leerse dos metáforas diferentes: la vida post-mortem en el Hades o la vida después del amor. También cabe destacar que las imágenes de su lyric video1 pertenecen a la película Orfeu Negro2.

***

1: un vídeo lyric es un vídeo musical que muestra la letra de una canción en pantalla mientras dicha canción está sonando. Esta sencilla pieza audiovisual es utilizada por la industria discográfica para conectar con el fan de un determinado grupo o artista a través del significado de una canción, buscando una mayor implicación por parte del que escucha. En muchas ocasiones, las discográficas utilizan el vídeo lyric para promocionar un álbum o un sencillo a punto de lanzarse al mercado o en las radios de manera oficial.

2: Orfeo negro (1959) es una película del director de cine francés Marcel Camus, ganadora de los premios Oscar y Globo de Oro a la mejor película en lengua extranjera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *