CHILE: HUBO UN AUMENTO DEL 40% DE DENUNCIAS POR BULLYING

Según un estudio anual de la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras, en los últimos dos años hubo un aumento del 40% en denuncias por maltratos físicos y psicológicos en escuelas públicas y privadas de Chile: en 2017 se registraron un total de 1.324 casos denunciados y en 2018 fueron de 1.854 casos.

Anualmente se realizan alrededor de 4 mil denuncias por situaciones padecidas en las aulas ante las autoridades de Educación por parte de docentes y directivxs, que abarcan desde incendios en escuelas hasta el robo de materiales didácticos. Con respecto al bullying, más de 1.600 casos corresponden a situaciones de acoso escolar.

El bullying, o acoso escolar, es un comportamiento agresivo e intencional que se produce entre compañerxs en el ámbito escolar. Se trata de una relación desigual de poder, que suele repetirse a lo largo del tiempo llevando a dañar física y mentalmente a la persona acosada.

El último caso conocido en Chile es el de un niñx de 12 años, perteneciente a la Escuela San Lázaro de La Salle, en Santiago de Chile, quién fue víctima de bullying homofóbico y violencia física durante casi cinco meses.

Sus xadres hicieron público el caso en una rueda de prensa en la sede del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) el pasado jueves ante la falta de respuestas e interés por parte de las autoridades escolares y educativas.

El niñx escribió una carta con nombre y apellido de cada alumnx que lo acosaba, contó cada insulto que le decían y pidió ayuda a través de ella a una docente.

El pasado 01 de agosto de 2019, un profesor le pidió que cuidara la llave de una de las salas de clase durante el horario del almuerzo. En ese momento, fue perseguido y atacado por más de 20 compañerxs que querían obligarlo a abrir la sala antes de tiempo. Él se negó y lo corrieron por gran parte del colegio hasta que logró esconderse en el laboratorio, donde fue hallado en una crisis de llanto.

“Los compañeros no le permitían comer tranquilo en horario de almuerzo, le lanzaban comida a la cara, lo hostigaban al ir al baño, le quitaban la mochila, sus cuadernos y lo señalaban como ‘el maricón’. Incluso muchas veces lo patearon en el suelo”, contó su mamá a los medios de comunicación.

Por parte de las autoridades nunca encontraron una respuesta, ni ante la carta que escribió el niño ni ante la denuncia de lxs xadres.

Por recomendación de psiquiatras y psicólogxs, fue retirado de La Salle el pasado 7 de agosto y culminará el año escolar con exámenes libres y educación en casa, con profesores particulares, una modalidad de estudio avalada por el Ministerio de Educación de Chile.

“La razón principal es que tiene severos daños emocionales, miedo de volver al colegio, angustia, baja autoestima, pesadillas, entre otros problemas”, explicó la mamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *