¿Qué sabemos sobre la población LGBTIQ?

La sociedad genera un pánico general sobre nuestra sexualidad y nuestras identidades: en el imaginario colectivo somos agresivas, ladronas, sidosas, escandalosas, exhibicionistas. Toda una batería de cuestiones negativas que están sobre nosotras. Entonces, ¿qué pasa con nosotras? La sociedad, perversamente, ha generado un rol de que las personas travas sólo pueden prostituirse. No se piensa en nosotras en términos de políticas públicas, sino en términos de zonas rojas, sin que nosotras seamos las que las pidamos. Nunca ví una manifestación de travestis pidiendo una zona roja, por ejemplo; sí seguimos yendo a reclamar políticas públicas. Entonces, se ha generado esa historia: que nosotras sólo servimos para la prostitución y no nos ven como fuerzas productoras de trabajo, no nos ven con capacidades para hacer cualquier cosa.”

Lohana Berkins – Agosto de 2011, entrevista en La Nación.

En Argentina, el promedio de vida de una persona trans es de 35 años debido a las condiciones de vulnerabilidad a las que son expuestas a diario: cerca del 90% se encuentra por fuera del mercado formal, vive en la pobreza, muchas conviven con el HIV, la silicona industrial y los transfemicidios que configuran la primera causa de muerte.

En 2012, el INDEC realizaba la primera prueba piloto de lo que sería un censo que abarcase a toda la población de la Matanza quedando reflejadas condiciones sobre salud, educación, justicia y mercado laboral.

Los resultados arrojados fueron que de la primera encuesta, La Matanza reúne un 84% de mujeres y un 16% de hombres. El promedio de vida de una persona trans era de 39 años, sólo un 64% tenía aprobada la primaria, un 7% ingresó en estudios superiores y el 80% no contaba con ningún tipo de cobertura privada para hacerse chequeos médicos. El número total indica que ocho de cada diez recurren al hospital público y dos de diez a una clínica privada frente a una emergencia.

Por otra parte, en mayo de 2016 se creó el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT por la Defensoría LGBT, dependiente del Instituto contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, en articulación con la Federación Argentina LGBT y la Defensoría del Pueblo de la Nación.

Este observatorio tiene el objetivo de visibilizar la violencia que viven cotidianamente en nuestro país lesbianas, gays, bisexuales y trans, para contar con una plataforma de información que permita monitorear e incidir en la formulación de políticas públicas para la prevención, sanción y erradicación de los crímenes de odio hacia la comunidad LGBT por discriminación, por orientación sexual, expresión e identidad de género.

Con respecto al Estado Argentino, no se cuentan con estadísticas oficiales, ni programas de contención, los centros de atención médica y específicos de HIV fueron vaciados, no reciben medicación, ni campañas de prevención.

El 27 de octubre de 2010, se incluía por primera vez a las familias homosexuales en el Censo Nacional: se podía registrar una pareja del mismo sexo sin que el sistema lo tome como una “inconsistencia”.

El primer paso es visibilizar las problemáticas, hacer eco de ellas y dejar de darle la espalda. Es así que el próximo censo a realizarse en 2020 incluirá por primera vez las opciones sobre “identidad de género” y contemplará a las familias LGBT+, lo que permitirá contar con información urgente, necesaria y específica para el desarrollo de políticas públicas dirigidas a la población trans/ travesti.

Esta propuesta parte del Instituto de Estadística y Censos (INDEC), quiénes como organización pidieron que en la sección que releva los datos sobre la “población”, se preguntara “Sexo” e “Identidad de género”, entre las que se menciona: mujer, varón, mujer trans/ travesti/ varón trans, otro e ignorado.

Además del INDEC participaron en el pedido varias organizaciones: 100% Diversidad y Derechos, el Bachillerato Popular Trans Mocha Celis y La Rosa Naranja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *