Foto: Gisela Volá

Se organizó por primera vez un taller no binarie que terminó rebalsado de gente y desdoblándose en cuatro talleres más.

Por: Camila Parrotta

En el marco del 34° Encuentro Plurinacional de mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales y no binaries, se llevó a cabo el taller de No binaries, con la participación de al menos 200 personas.

Esto fue posible gracias a que activistas de nuestra comunidad asistieron a las asambleas organizativas del Encuentro insistiendo y resistiendo para que el taller estuviera y permaneciera dentro del listado de los talleres oficiales.

Durante el primer día, a pesar de que el edificio de la Facultad de Humanidades estaba colapsado, logramos encontrarnos y dividirnos en cuatro grupos, habitando diferentes aulas y otros espacios del lugar.

En la calidez de sabernos acompañadxs surgieron temas que fueron desde experiencias personales cargadas de emociones, debates sobre las formas de ver y transitar la identidad, hasta exigencias hacia el Estado en materia de derechos; como por ejemplo, la necesidad urgente de acceder a un DNI no binario y del desgaste y las dificultades que esto implica, ya que el RENAPER (Registro Nacional de las Personas) no le ha dado respuesta a las pocas personas que pudieron rectificar su partida de nacimiento sin género, dejándolxs de esta forma, indocumentadxs.

El segundo día se establecieron las exigencias necesarias para continuar organizándonos de manera horizontal, como por ejemplo hacer oficial el nombre Encuentro plurinacional de mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales y no binaries, habilitar todos los talleres a todas las identidades disidentes y la apertura de más talleres no binares, entre otras.

Llegando a las conclusiones, se generó una red de contactos para poder trabajar de manera conjunta con respecto a los distintos temas que nos atraviesan: se armaron tanto grupos de ARTivismo como grupos para compartir información sobre trámites burocráticos y demás.

También se dialogó sobre la importancia de adquirir mayor visibilidad, la identidad no binarie es política, contra -hegemónica y rompe con las estructuras de género binarias impuestas por el sistema capitalista y patriarcal. Sabemos que no será fácil, pero también sabemos que este primer encuentro fue la mecha que nos marcó el camino a seguir: la lucha es colectiva y desde abajo.

Foto: Maya Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *