Se presenta el libro “Un aborto feminista es un aborto seguro”

La Plata

Por: Soledad Santalucía

Mientras algunxs siguen festejando el haber salvado las dos vidas cuando el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo no fue aprobado en el 2018, los feminismos (puesto que ya no podemos hablar de un feminismo) siguen batallando la realidad y asumen la tarea de no seguir mirando para otro lado cuando una mujer decide abortar clandestinamente porque el Estado no le brinda las herramientas y la contención necesaria para hacerlo de otra forma.

No hay opción. No tienen opción. El aborto existió, existe y existirá por más que sigan mirando hacia otro lado. Por más que crean que salvan las dos vidas. Por más que criminalicen a esa mujer cuando pide ayuda, cuando llega sangrando a un hospital y le dicen que se lo merece, que lo que hizo “está mal”, que haber decidido por ella “está mal”, “¡Qué mejor!… qué mejor hubiera cerrado las piernas, porque para coger no se quejó”.

Esa es la sociedad que criminaliza, las instituciones que criminalizan, las personas que se creen con el derecho y el deber por sobre todas las cosas, en una suerte de profetización de decir qué es lo que está bien y lo que no.

Mientras esxs se dedican a retroceder las luchas, otrxs siguen en la búsqueda de nuevas herramientas para cambiar un poco ésta realidad.

Es el caso de Montserrat Saiz y Guillermina Olivares, quiénes presentarán “Un aborto feminista es un aborto seguro”, un material editado por Pixel Editora, el próximo jueves 12/12 a partir de las 19hs en el centro Cultural Ces t la Vie con entrada libre y gratuita.

El libro es una reedición de la tesis de grado de las autoras que, en 2017, se tituló “Abortamos hermanadas, abortamos en manada. Acompañando a mujeres que desean abortar” atendiendo a un contexto que claramente no es el mismo que en la actualidad. La tesis es un material de formación elaborado con y para la Colectiva Feminista Decidimos de La Plata, mientras que la nueva publicación pretende ser útil para cualquier persona, institución, organización interesada en abordar la temática.

“El libro parte de un interés por valorar y rescatar el conocimiento que se genera en la práctica de acompañar abortos de manera organizada y feminista”, expresó Montserrat Saiz a Visibles. Y añadió que es un material muy sintético, marcado por un tono sensible (no por eso menos político) que pone en valor el conocimiento que surge de la experiencia y la práctica concreta de los feminismos que ponen el cuerpo acompañando abortos.

“Además, está narrado desde una perspectiva genealógica, rescatando las trayectorias activistas y militantes que posibilitaron la salida masiva del clóset del aborto al momento en que el proyecto de ley IVE ingresó al Congreso en 2018”, detalló la autora.

Desde ese momento hasta hoy, la realidad es otra, el entramado es otro. Si bien la campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, ha crecido masivamente, los antiderechos avalados por sectores eclesiásticos, católicos y conservadores, logran trabar procesos y derechos ya ganados, como en el acceso a abortos legales (ILE) para menores de edad, por casos de violación, discapacidad o riesgos para la salud.

Los antiderechos niegan, traban, eluden y no proponen ninguna solución a esta problemática que ya, aunque quieran, no se puede esconder y quedar como un “secreto de familia”.

Como cuenta Montserrat, “el aborto ha ganado legitimidad en el debate público y despenalización social. La histórica consigna de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y el característico pañuelo verde ha cruzado fronteras y se transformó en insignia indispensable de los feminismos alrededor del mundo.

El movimiento de mujeres y disidencias de Argentina se convirtió en ejemplo para muchxs que siguieron el proceso de cerca. La decisión sorda del Senado causó vergüenza internacional. Sin embargo, es sabido que no hay vuelta atrás, que el aborto está en boca de todxs.”

Con respecto al libro, “Un aborto feminista es un aborto seguro” reconoce la importancia de todo el proceso que se inició en 2018, pero también le interesa rescatar la práctica, el acuerpamiento por fuera de las lógicas estatales e institucionales que piensan al aborto como un mero tema médico, una problemática de salud pública. Poder pensar al aborto más allá de su legalización para no agotar la discusión ni creer que la misma equivale a garantía absoluta o a aborto digno, de calidad. Entonces, las preguntas que de alguna manera guían el desarrollo del texto son:

¿Qué herencias, genealogías, prácticas políticas de cuidado y afectividad habilitan el socorrismo y otros dispositivos de acompañamiento feministas? ¿Son tan importantes como la legalización? O más bien, ¿de qué manera deseamos poder abortar, aun cuando sea legal?

Montserrat Saiz y Guillermina Olivares están convencidas que “recuperar el saber para realizarse abortos autogestionados de manera segura, es central para todas las personas con capacidad de gestar. Por abortos libres, cuidados, accesibles y acompañados para todxs.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *