A Enriqueta Muñiz

Por Antonela Mennuto

En el periodismo existe un refrán que ayuda a entender rápidamente qué es noticia y qué no: “No es noticia que un perro muerda a un hombre, sino que un hombre muerda a un perro”. Y, en el marco del mes de lxs periodistxs, recordamos a  Enriqueta Muñiz, la periodista de “Operación Masacre” de Walsh.

Enriqueta nace un 23 de junio de 1934 en Madrid. A los 16 años se muda con su familia a Argentina y, desde entonces se dedica a realizar traducciones, a escribir cuentos infantiles y, más tarde, al oficio de periodista. Es trabajando en la librería Hachette como conoce a Rodolfo Walsh, quien el 12 de diciembre de 1956, llegó a las oficinas y le dijo: “Encontré al hombre que mordió al perro”, en referencia al “fusilado que vive”.

Es, entonces, cuando comienza la investigación que termina en Operación Masacre; obra pionera del nuevo periodismo, que narra lo sucedido el 9 de junio de 1956 en los basurales de José León Suarez, cuando un grupo de civiles fueron masacrados por la policía antes de que fuera dictada la Ley Marcial, en respuesta al levantamiento peronista del general Juan José Valle.

Cuando Walsh le propuso colaborar en la investigación, Enriqueta tenía 22 años y ya se la jugaba entera: “Entre tanto, estas líneas guardarán para mi el recuerdo vivo de una aventura llena de riesgos y emociones”, escribiría luego sobre esa experiencia.  A escondidas de sus padres, iba con Walsh a hacer las entrevistas, a recorrer el basural, a tomar notas. Y, además, tenía escondido los apuntes y manuscritos debajo de su cama en plena dictadura.

Rodolfo Walsh le dedicó Operación Masacre, y, además, escribió lo siguiente en el prólogo: “Desde el principio está conmigo una muchacha que es periodista, se llama Enriqueta Muñiz. Es difícil hacerle justicia en unas pocas líneas. Simplemente quiero decir que si en algún lugar de este libro escribo “hice”, “fui”,“descubrí”, debe entenderse “hicimos”, “fuimos”,“descubrimos”.

Después de la publicación del libro, tomaron distancia. Enriqueta rechazó participar en “El caso Satanowsky” (también de Rodolfo de Walsh) y se dedicó al periodismo cultural. Trabajó en radio y televisión y colaboró en diarios y revistas de tirada nacional. Falleció  en Buenos Aires, el 18 de noviembre de 2013, a los 79 años.

En 2019 se publicó “Historia de una investigación”, un libro póstumo que edita los cuadernos que escribió de puño y letra Enriqueta Muñiz durante la investigación: entrevistas, datos, anotaciones; un libro que, sin dudas, nos invita a repensar una historia feminista dentro del periodismo y a preguntarnos cuántas mujeres más continúan invisibilizadas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *