Las tetas de Romina

Escribe Antonela Mennuto

Ilustra Ivit

Diseña Valentina Cachorro

– Va a ser una semana clave -dice el conductor del programa-,por lo menos el riesgo país bajó y eso es un buen dato.

– Y, sobre todo, con lo que estaba pasando en Wall Street; que parecía que estaba en aumento y, por lo que vemos, bajó. Bueno, volvemos.  (?

Eso es lo que responde Romina Malaspina en el recorte que se volvió viral por aparecer con un top transparente a las 22 hs en Canal 26. Eso es lo que dijo pero nadie lo escuchó, porque a nadie le importa; ni siquiera a ella.

Lo que importa es lo que viste: una calza negra y una musculosa que deja entrever sus tetas. Y si, vale la pena recordarlo: Romina puede vestirse como quiera y usufructuar su capital sexual como le de la gana. Podremos, en todo caso, discutir si ese top la “empodera” (como se estuvo leyendo en twitter), o si funciona como alimento del sistema. Lo que no puede negarse, es que es libre de vestir lo que desee, y que no tiene la obligación de andar acoplándose a la moral y las buenas costumbres de una doña que se escandaliza por prendas transparentes en un noticiero, pero no en Bailando por un Sueño.

Ahora bien, Romina Malaspina no es economista, ni periodista, ni referente feminista, pero está al frente de un noticiero en un medio masivo de comunicación. ¿Qué tul? Parece fácil ¿no? Y realmente lo es, si cumplís con el estereotipo de la belleza ultrahegemónica. Hasta ahí, una parte del análisis.

Por otra parte: una vez más, el foco y el dedo acusador sobre la mujer. Una mujer que, con más o menos privilegios, sigue siendo una oprimida de este sistema patriarcal. Intentemos, entonces, hacer un análisis estructural: ¿Quiénes toman las decisiones en los canales de televisión?  ¿Y los gerentes de programación? ¿Y los productores? (Y digo “los” porque, convengamos, nadie asume a feminidades en esos puestos; así de naturalizado está el techo de cristal) ¿Quiénes son los responsables y qué es lo que priorizan al contratar a sus trabajadorxs?

Insistimos, cuando exigimos más mujeres y feminidades en los medios de comunicación, nos referimos a TODAS las mujeres y feminidades: queremos ver TODXS lxs cuerpxs en televisión, no sólo lxs hegemónicos. Pero, por sobre todo, queremos ver y escuchar a colegas, periodistxs y comunicadrxs, asumiendo con responsabilidad y perspectiva de género la tarea de informar. Porque, como escribió Mariana Carabajal, el problema no es lo que se muestra, sino lo que se deja de mostrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *